domingo, 22 de enero de 2017

DESINFORMACIÓN

La mayor parte del periodismo consiste
en decirle "Lord Jones ha muerto"
a personas que nunca supieron
que Lord Jones estaba vivo.
G.K.Chesterton

Un periodista es una persona que
no tiene suficiente talento para ser novelista,
no es lo suficientemente perspicaz como para ser abogado,
o sus manos tiemblan demasiado como para ser cirujano
Normal Mailer

Lo que Usted lee en los diarios,
escucha por la radio y ve por televisión,
difícilmente sea la verdad tal como es vista por los expertos.
Es una ilusión ideológica
vista a través de los filtros del prejuicio y la ignorancia.
Hans Jürgen Eysenck  

Que los medios masivos de difusión "acomodan" los hechos de la realidad a los intereses que representan y que una enorme parte del periodismo es simplemente un club de escribas, eso es algo conocido y probado. Cualquiera que haya participado personalmente de algún hecho políticamente relevante y haya, luego, leído la noticia publicada en la prensa escrita o visto las imágenes difundidas de ese mismo hecho, puede dar fe de la enorme distorsión que muchas veces caracteriza al "relato" periodístico.

Pero a veces los muchachos "se pasan", como diríamos en el barrio.

Con motivo de la asunción de Donald Trump al cargo de presidente de los EE.UU. la jauría mediática no se quiso dar por vencida. Así como había remado en contra del "patotero loco" durante toda la campaña e incluso durante todo el período posterior a las elecciones y previo a la asunción, la jauría insistió en continuar con el desprestigio de Trump. En ese contexto, a algún genio se le ocurrió la idea de comparar la cantidad de gente que había concurrido a la asunción de Barack Obama en 2009 con la cantidad de gente presente en la asunción de Trump, ocho años después. Y, como a veces (no siempre) suele suceder, la comparación resultó odiosa. 

Especialmente porque estuvo mal hecha. Y muy especialmente porque, además de estar mal hecha, es obvio que fue el resultado de una animadversión visceral y de una operación de desinformación deliberada.

He aquí las imágenes difundidas por la prensa [1] Ésta es la foto que muestra supuestamente la cantidad de gente que asistió a la asunción de Obama en 2009:

Click aquí para agrandar

Y esta es la imagen que supuestamente muestra la cantidad de gente que asistió a la asunción de Trump el 20 de Enero de 2017:

Click aquí para agrandar

Queda clara la intención, ¿no es cierto?  Y no necesariamente piensen en Photoshop ni en nada por el estilo. Digamos (digamos...) que damos por auténticas a las dos fotografías. El hecho es que el 20 de Enero de 2017 fue un día bastante feo y lluvioso en Washington. Hasta último momento nadie sabía si, al momento del discurso presidencial, caería -- o no -- un fenomenal chaparrón. George W. Bush incluso tuvo un cómico incidente con el plástico que debía protegerlo. [2] No es ningún milagro que horas antes del discurso hubiese relativamente poca gente en la plaza del Capitolio. Lo que sucedió es que, simple y sencillamente, la gente apareció a último momento.

Porque ésta es una de las imágenes reales de la gente que estuvo en la asunción de Trump. [3]

Click aquí para agrandar
Y discúlpenme si hago un comentario aquí para aclarar algo que quiero que "conste en actas": me importa un reverendo bledo la cantidad de gente que asistió a la asunción de Trump o a la de Obama. Hasta admito de buena gana que Obama juntó mucha más gente. [4] La cuestión no es esa. La cuestión es que a Trump no lo fue a aplaudir solo una minoría de racistas homófobos exaltados como quiere sugerir la foto. [5] Reitero: me importa un rábano cualquiera de las dos ceremonias. Las dos son, en mi opinión, nada más que un poco de circo democrático para la gilada. Lo realmente importante pasa por completo en otro lado.

Porque lo realmente importante ni siquiera pasa por Trump, así como tampoco pasó nunca por Obama.

Pero las distorsiones mediáticas nos están sugiriendo algo. Hay que aprender a leerlas.


--------------------
NOTAS
1)- Ver: http://www.lanacion.com.ar/1977586-obama-vs-trump-comparativa-en-fotos-de-la-cantidad-de-gente-que-asistio-a-la-asuncion-de-cada-presidente. (Consultada el 22/01/2017)
2)- http://www.infobae.com/america/fotos/2017/01/20/george-w-bush-la-particular-lucha-de-un-ex-presidente-de-los-estados-unidos-contra-la-lluvia/
3)- http://www.infobae.com/america/eeuu/2017/01/20/el-discurso-completo-de-donald-trump-en-su-asuncion-presidencial/
http://www.infobae.com/america/fotos/2017/01/20/todas-las-fotos-de-la-investidura-de-donald-trump-como-presidente-de-eeuu/
4)- Una interesante secuencia de fotografías de distintas asunciones presidenciales puede verse aquí y aquí
5)- Y como quisieron sugerir un montón de medios, aparte de nuestro vernáculo diario La Nación. Como por ejemplo éste.

7 comentarios:

  1. Tal cual!! Todo es verso bien armado segun convenga a cada circunstancia.
    Abrazo mi gran amigo!

    ResponderEliminar
  2. Don Denes, una pequeña corrección, probablemente un error de tipeo: la asunción de Trump fue el 20 de enero, no el 30 como aparece en el artículo (que todavía es una fecha futura al momento en que escribo este comentario).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fecha estaba más en el futuro todavía cuando yo mismo escribí el texto. :-( Lo siento. Son cosas que pasan. Pero ya está corregido. Gracias por avisar Carlo. Saludos.

      Eliminar
  3. "Porque lo realmente importante ni siquiera pasa por Trump, así como tampoco pasó nunca por Obama."
    De acuerdo con la segunda sentencia, pero no con la primera. Trump genera tanto odio de los poderes globales establecidos (la gran prensa es su vocera) exactamente porque él sí tiene la intención de gobernar, y no ser solo la cara visible del Nuevo Orden Mundial como lo fueron todos los últimos presidentes de EEUU.

    ResponderEliminar
  4. Y ahí es cuando vemos la prensa vulgar -como siempre- haciendo foco en algo farandulero, burdo y -como se dice acá- "metepúa" que atrae, convence y gusta al público bananero y fácil, deseoso de ver mas un show que otra cosa. Es tan vulgar que me hace acordar a cuando dos equipos de fútbol se miden con la hinchada (cosa que en ese contexto hasta puede ser tolerable).

    Una vez mas un gusto leerlo Denes. Un gran saludo.

    ResponderEliminar