jueves, 28 de julio de 2016

EL MÁRTIR Y EL BUEN COMBATE

Contrariamente a lo que suelo hacer, esta vez no pretendo entender ni explicar nada.

Porque, en realidad, creo que no hay nada que entender ni explicar.

El 26 de Julio de 2016 la locura asesina cruzó un límite.

Armados con cuchillos, dos seguidores del ISIS (o DAESH según sus siglas en árabe), invadieron la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray en el norte de Francia, al grito de "Allahu Akbar" (Alá es grande) y loas al Estado Islámico mientras el sacerdote Jacques Hamel de 85 años celebraba la misa. Luego de vociferar todo un discurso en árabe, tomaron como rehenes a algunos asistentes de la misa, incluyendo a dos monjas, y obligaron al sacerdote a ponerse de rodillas ante ellos y lo degollaron. Además, hirieron gravemente a uno de los feligreses. Una religiosa, Danielle, logró escapar y llamó a la policía, que rodeó la iglesia y abatió a los dos terroristas. [1]

Ésos son los hechos. Podría entrar en más detalles, pero no tiene sentido.

El Papa en su viaje a Polonia declaró que "el mundo está en guerra". [2] Y, aunque no sea una novedad, es cierto. Estamos en guerra. Pero, como en toda guerra, lo peor que podemos hacer es perderla. Y entendamos esto: las guerras se ganan con combatientes; no con personas que solo predican. En 10.000 años de Historia conocida jamás un predicador ganó una guerra. Siempre hicieron falta hombres que, más allá de las simples palabras, estuviesen comprometidos incluso con sus actos a no claudicar y hasta a morir en defensa de los valores fundacionales de una cultura.

Como el padre Jacques Hamel.

Porque ser predicador y sacerdote no impide ser, también, un guerrero y un mártir.

Como el padre Jacques Hamel.

Porque no hace falta vestir un uniforme militar y armarse hasta los dientes para dar el Buen Combate.

Como lo hizo el padre Jacques Hamel.

Porque en ausencia de hombres como el Padre Hamel, las culturas y las civilizaciones desaparecen.

Estamos en guerra. Es cierto.

La pregunta es qué vamos a hacer todos al respecto.


Dejad que las campanas
repitan su canción: ¡niños, ancianos,
huérfanos sin hogar, madres dolientes,
que del dolor en las terribles sañas
con lágrimas sin fin lloráis al hijo
que tuvo por altar vuestras entrañas...
¡empezad la oración!... ¡ese sonoro
rumor triste de bronce; esa armonía,
forma sentida del mundano lloro;
ese gemido que el espacio llena
y a Dios el eco que los mundos lanza,
no es acento de duda o de rencores,
que si llora en su voz nuestros dolores,
acompaña también nuestra esperanza...!
Bernardo López García (1838-1870)

--------------------
Notas
1)- http://www.antena305.com/note/otro-ataque-terrorista-estremece-a-francia-le-cortan-el-cuello-a-un-sacerdote -
https://www.theguardian.com/world/2016/jul/26/jacques-hamel-killing-challenge-pope-francis-catholic-church
2)- http://www.clarin.com/mundo/Francisco-Cracovia-Jornada-Mundial-Juventud_0_1621037937.html




11 comentarios:

  1. Don Denes

    Qué hacer? Pues para los hombres de fé cristiana hispanoamericanos, lo único que se me ocurre quizás es que imiten un poco más a los musulmanes. Tomen un arma y vayan a combatir a los incitadores de todo esto.

    Si lo anterior les parece una falta de respeto, pues vean el ejemplo en Siria de tantas villas y localidades cristianas mártires, que han peleado junto a los mismos musulmanes en ese país contra Daesh y Alqaeda

    ResponderEliminar
  2. Hola Denes

    Recomiendo leer un excelente artículo escrito hace ya unos años por Arturo Perez Reverte, http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/938/es-la-guerra-santa-idiotas/
    Atte, V. Saravia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arturo Perez Reverte es un defensor de los valores democráticos de la tolerancia, el laicismo, el multiculturalismo y el relativismo que son exactamente lo que están llevando Europa (y prácticamente todo el mundo cristiano) a la ruína, y son la causa de su ocupación islámica. Estamos tomando ese veneno hace 200 años, y hay gente ciega que cree fanáticamente que lo que necesitamos es tomar aun más de él.

      Eliminar
  3. Hola, sr. Martos. Estamos en guerra, es verdad. Lo perverso es negar la naturaleza beligerante del islam. Hoy discutí con mi hermano ese tema. Él me dice que todas las religiones están basadas en el amor. Lo triste es que está estudiando para diácono. Qué aguachenta está la formación en ciertas casas católicas.
    Gracias por sus publicaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Wiliam. Personalmente dudo bastante que el núcleo central del Islam esté basado en el amor. Me siento más inclinado a interpretarlo como lo hizo en su momento Hilaire Belloc (Cf. Belloc H. "Las Grandes Herejías" - http://lanuevaeditorialvirtual.blogspot.com.ar). Cordiales saludos.

      Eliminar
    2. Sr. Martos, pensamos lo mismo, por eso digo que es perverso negar la naturaleza beligerante del Islam. -Me entristecen las frases poco felices (no sé cómo decirlo) de Francisco, aunque aplaudo los juicios certeros del cardenal Sarah. A principio de año leí "La fuerza de la razón" de Oriana Fallaci, ahora voy a leer a Belloc. Gracias por su sugerencia.

      Eliminar
  4. Infelizmente, parece que, más que un martir, el padre Hamel era uno de los tantos ecuménicos tan en boga hoy en el catolicismo, amigo del imán local y participante de "diálogos interreligiosos", y hasta donó un terreno de su parroquia para la construcción de una mesquita:
    http://www.elconfidencial.com/mundo/2016-07-26/rehenes-iglesia-francia-armados_1238751/
    No estoy justificando su muerte, lo que le hicieron es barbárico. Pero queda bien en claro que ser amigo de musulmanes no protege a uno de la locura de tantos fanáticos de esta religión, y que la solución no es (como pregona el mismísimo papa) el diálogo y el ecumenismo, sino lo que hicieron nuestros ancestros hace varios siglos: cruzada y reconquista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlo, solamente dos cosas para considerar.
      La primera de ellas es un viejo apotegma espartano que adoptaron los romanos y que, en latín, dice: "De mortuis nil nisi bene" -- De los muertos,(no digas) nada que no sea bueno -- Los espartanos lo exigían porque consideraban que no era correcto atacar a quien, por estar muerto, ya no podía defenderse.
      Y lo segundo es que el hecho que lo hayan matado personas a las que consideraba amigas habla de su error de apreciación -- y en eso estoy completamente de acuerdo con Usted -- pero no quita su condición de mártir asesinado en el momento en que cumplía con su función. Que un policía de servicio muera asesinado por alguien a quien quería recuperar para la sociedad no quita que sea un agente caído en el cumplimiento de su deber, por más que haya calibrado mal la peligrosidad del criminal. Un gran saludo y gracias por el comentario!!

      Eliminar
  5. Señores Denes Martos y William Ramírez:Amen.Desgraciadamente ésa es la verdad.Nos tienen que convertir de cualquier forma.(Según lo que he leído en las suras ,aunque traducido al italiano.) Gracias por su artículo Denes.Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  6. https://www.youtube.com/watch?v=ziWPsK3nwbk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También:
      http://adelantelafe.com/desalojo-violento-la-iglesia-sainte-rita-paris/

      http://www.lavanguardia.com/internacional/20160803/403665627427/desalojo-iglesia-sainte-rita-paris.html#7

      Eliminar